jueves, mayo 18, 2006

Decepción en el estreno de "El Código Da Vinci"

FESTIVAL DE CANNES
18/05/2006

Tras su proyección, muchos la han calificado como "mal thriller" y "aburrida". En algunos países, como Tailandia, han censurado parte de la película.
La esperada película El Código Da Vinci, dirigida por Ron Howard, no ha convencido ni a los críticos ni a los espectadores que se dieron cita en su estreno en el festival de Cannes.

Tras su proyección, muchos la han calificado como "mal thriller" y "aburrida". Según los presentes, no hay química entre los principales actores, Tom Hanks y Audrey Tatou, y ella supera al actor americano que interpreta a un "personaje que no encaja".

El film, basado en la novela de Dan Brown, era uno de los más esperados de los últimos meses. Las críticas de la Iglesia Católica y las movilizaciones de muchas asociaciones han provocado distintas reacciones por parte de las autoridades donde se estrena.

En algunos países como Tailandia han censurado parte de la película, en otros como la India han retrasado el estreno debido a las protestas y huelgas de hambre que han realizado algunas asociaciones, y en la mayoría han incluido una nota en la que detallan que "es pura ficción y no tiene ningún parecido con ninguna persona viva o muerta".

Incluso, la comunidad musulmana de muchos países ha pedido su retirada porque "injuria al profeta Isa (Jesús), venerado también por ellos.

Tom Hanks da vida en la pantalla a Robert Langdon, un experto en simbología religiosa que descubre la relación amorosa entre Jesucristo y María Magdalena y tuvieron descendencia.

Al igual que el libro, la película comienza con el asesinato del procurador del Museo del Louvre de París y Langdon, junto a la policía Sophie Neveau, deberá descubrir el porqué de esta muerte.

Al igual como ocurrió con los críticos nacionales quienes presenciaron anoche la Avant Premier de la película el Código Da Vinci, los especialistas en Cannes, “destrozaron” la calidad del film.
Los periodistas especializados, quienes en una función privada se adelantaron al estreno mundial de la cinta estadounidense dirigida por Dan Brown, fue calificada como “torpe”, “porquería” o simplemente de “aburrida”.
Muchos de los presentes, dijeron que apenas era una especie de “placer culpable” y cuando se llegó al momento del climax de la cinta, los críticos reaccionaron con carcajadas y profundos silencios.

No hay comentarios.: