lunes, mayo 22, 2006

El Código Da Vinci: Material Heretico


Existe hoy en día una gran polémica sobre el tema de la novela del “Código Da Vinci”. Y lo más triste del caso es que, la mayoría de los que han escrito, no se han dado cuenta de cuál es el centro del problema y se han ido por el lado científico-documental para mostrar todos los errores de fechas, de temas, etc., que dicho escrito, y lógicamente la película, contienen (si quieres conocer sobre estos errores puedes dirigirte a http://www.elsecreto.net, http://es.jesusdecoded.com.).


La verdad es otra. Este escrito, a diferencia de otros en los que se puede poner en entredicho a la Iglesia (no sólo católica sino cristiana, pues antes de 1521 la Iglesia cristiana estaba unida), presenta una gran HEREJÍA, pues afirma QUE JESUCRISTO NO ES DIOS. Y éste es el grave problema para nosotros los cristianos, que amamos y respetamos a Aquel que por nosotros dio la vida para que tengamos Salvación y Vida Eterna.


Nosotros los cristianos cada semana, profesamos la fe que atestigua que Jesucristo es:
“…Hijo único de Dios…; Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero. Engendrado, no creado; de la misma naturaleza del Padre…”


También afirmamos que:
“…por nosotros los hombres, y por nuestra salvación, bajó del cielo y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María la Virgen;… padeció y fue sepultado y RESUCITO al tercer día… y está sentado a la derecha del Padre…”


Todas estas afirmaciones de nuestro CREDO están avaladas por las Sagradas Escrituras que la Iglesia nos ha transmitido y que nosotros LOS CRISTIANOS, aceptamos como VERDADES IRREFUTABLES.


¿Cómo es entonces posible que haya “cristianos” (y lo pongo entre comillas, pues estos tales no merecen ni siquiera este honroso nombre), que pongan en tela de juicio lo que hemos recibido directamente de los Apóstoles, testigos de la resurrección del Señor (Hech 2,32; 10,40-41) y de sus sucesores (1Cor 15,3-8), a quienes Dios confió el mensaje maravilloso de nuestra salvación?

¿Cómo es posible que quien se dice cristiano esté interesado en leer la “NOVELA” del “Código Da Vinci” que afirma tener bases HISTÓRICAS de que Jesucristo no es Dios (Dan Brown, “Código Da Vinci”, Cap. 55) y que no resucitó?

Más aún, ¿cómo es posible encontrar en su boca palabras que dicen: “La novela es buena y tiene cosas rescatables como la participación de la mujer en la Iglesia” o que “con amplio criterio se puede ver y leer”?

Permítanme decir que quien afirma esto deshonra a nuestra Iglesia, y a todos los que han dado su vida para defender la resurrección de Cristo, verdad que está al centro de toda nuestra vida cristiana.


Desgraciadamente vivimos un cristianismo-mundano en el que hemos perdido la esencia de la fe, y con el afán de saber “convivir con el mundo”, nos hemos apartado del fundamento de nuestra Salvación.

En su carta a los Corintios San Pablo afirma:
“Ahora bien, si se predica que Cristo ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos Y si no hay resurrección de muertos, entonces ni siquiera Cristo ha resucitado; y si Cristo no ha resucitado, vana es entonces nuestra predicación, y vana también vuestra fe.

Aún más, somos hallados testigos falsos de Dios, porque hemos testificado contra Dios que El resucitó a Cristo, a quien no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. Pues si los muertos no resucitan, entonces ni siquiera Cristo ha resucitado; y si Cristo no ha resucitado, vuestra fe es falsa; todavía estáis en vuestros pecados. Entonces también los que han dormido en Cristo han perecido. Si hemos esperado en Cristo para esta vida solamente, somos, de todos los hombres, los más dignos de lástima.”1Cor 15,12-19


En esta cita queda claro:
Primero: Que el centro de toda nuestra vida y de nuestra esperanza en la vida futura es la Resurrección de Cristo, pues sin ella, nuestra fe no tiene sentido, estamos aún en nuestros pecados y no tenemos esperanza de Vida Eterna. Nuestra vida estaría condenada a perecer en este mundo... por ello seríamos “de todos los hombres, los más dignos de lástima.”


Segundo: Que quien niega la Resurrección de Cristo afirma que la Iglesia que ha predicado esta verdad es una mentirosa; pero lo más grave de todo no es esto, pues finalmente nosotros somos hombres falibles, sino que hace aparecer a Dios como mentiroso, pues es ÉL mismo quien afirma esta Resurrección (Is 26,19; Dn 12,2;Job 19,25; 2 Mac 7,9-11; Jn 10,17; Ap 1,17-18).


La Resurrección de Cristo es el punto neurálgico de la fe y por eso ya desde la primera comunidad se vio amenazada por las voces que negaban este glorioso suceso. El Evangelio de San Mateo, escrito por una comunidad cristiana de finales del siglo I nos reporta que circulaba entre ellos la MENTIRA de que “los discípulos habían ido en la noche y se habían robado el cuerpo del maestro” (Mt 28,11-15), para con ello negar el hecho de la resurrección.

Más adelante vendrá Arrio (256-236), después Nestorio (381-451) y una Pléyade de HEREJES que han buscado confundir al pueblo cristiano sobre el hecho de la identidad de Cristo y de su gloriosa resurrección.

La Iglesia (y me refiero no únicamente a la jerarquía, sino a todo el pueblo fiel) ha defendido el hecho histórico de la resurrección de Cristo y la verdad irrefutable de que Él es “Dios de Dios, luz de Luz, Dios Verdadero de Dios Verdadero”.


De manera que tanto el libro como la película son materiales HERÉTICOS, por lo tanto contrarios a la fe cristiana, que buscan destruir nuestra fe y poner en duda la enseñanza de la Iglesia sobre la divinidad de Cristo y de su gloriosa Resurrección y Ascensión al Cielo (como lo hicieron en su tiempo Arrio, Nestorio, y otros tantos).


Lo triste es que en el tiempo de los herejes, los cristianos los condenaron y salieron en defensa de la fe. Hoy, los millones de cristianos “light” en lugar de repudiar a quien ha escrito estas herejías ofendiendo a nuestro Dios y a su Iglesia, ya leyeron el libro y se están preparando para asistir a la premier de la película y con ello FINANCIAR LA DIFUSIÓN DE LA HEREJÍA y dar pie para que Satanás continúe infestando de basura y mentiras a nuestro mundo cristiano.


De manera que se trata de un ATAQUE FRONTAL contra la fe de la Iglesia que afirma la muerte y Resurrección de Cristo, así como su Ascensión gloriosa al cielo. No se justifica el que digamos: “al cabo que es una novela”, “yo soy de amplio criterio” y mucho menos pensar que la Iglesia trata de ocultar algún tipo de información.


El “Código Da Vinci” es un material herético que afirma que Jesús no es Dios, que no murió y por lo tanto que no resucitó de entre los muertos, con ello ofende a nuestro amado Dios y Señor.


Por lo tanto, quien compra este material (libro, película, etc.), lo difunde o lo acepta, es contrario a la Revelación y con ello ofende gravemente a Dios, y peor aún, procura fondos económicos para que se continúe difundiendo la herejía, destruyendo en muchos corazones la poca fe que pudiera haber.


Dios dé la gracia a su Iglesia para que, como lo hizo en otros tiempos de la historia, defienda, hasta con la propia vida, la fe recibida por los apóstoles y los mártires. Pido con todo mi corazón, que la asistencia de María Santísima, que no nos deja, proteja a sus hijos de las amenazas del mundo moderno, de las herejías y de todo aquello que atenta contra la salvación de aquellos que fuimos rescatados con la Sangre Preciosísima de nuestro Señor Jesucristo, para quien sea todo el poder, el honor y la gloria ahora y por siempre. Amén.


Reciban mi bendición.
Como María, todo por Jesús y para Jesús

Pbro. Ernesto María Caro

No hay comentarios.: